En la última semana del 2020 pude salir con La Carreta Literaria ¡Leamos! al Centro Histórico de Cartagena de Indias Colombia, desde el 13 de marzo del 2020, fecha que fue la última vez que había visitado una escuela pública de la ciudad, pues no había vuelto a estar en ninguna institución educativa, en donde lo único que buscamos con nuestro proyecto, es llevar un mensaje para toda la población estudiantil, contarles lo importante que es para cada uno de nosotros en la sociedad la lectura como un ejercicio de placer, que nos lleva a mirar de forma distinta la vida y además nos ayuda a comprender muchas otras que se nos presentan en el día a día,.

Pero volvamos a la visita a la institución educativa que es lo que les quiero contar, el día 6 de agosto del 2021 me invitaron a la Institución Educativa Nuestra Señora de la Consolata en el barrio Blas de Lezo den la ciudad de Cartagena, allí encontré un grupo de maestras muy atentas y con una sonrisa que no se puede recibir en ningún otro lugar del mundo…es una mezcla de maestra-madre que refleja una ternura única,  ellas organizaron el lanzamiento del Plan de Tutorías, que consiste en que los mejores alumnos ayuden a sus compañeros en diversas áreas de la enseñanza y así poder iniciar el regreso a clases con más seguridad.

Otra situación que me dejo muy contento, fue la obra de teatro que montaron las maestras para explicar en qué consiste el Plan de Tutorías, me pareció una estrategia muy bien pensada, y además ellas tuvieron que preparar muy bien este montaje teatral, son de esos momentos que no se pueden medir en el impacto educativo inmediatamente, pero si se puede medir el impacto emocional para sus alumnos.

Algo que extrañaba mucho eran los olores de las escuelas, su particularidad es que son una mezcla de muchas cosas que sólo se producen en estos espacios, el olor fuerte a borrador, a tiza, ya en muchos cambios por el olor a marcadores, el olor de los distintos árboles que poseen los patios de varias escuelas del Caribe, el olor de los cuadernos apilados en el escritorio de las maestras, en fin, el retorno es irreversible, ¿cuánto tiempo nos tomara volver a esa educación “normal” pos pandemia?, no lo sé, lo cierto es que hace falta la escuela física, porque la virtual todavía tiene muchos inconvenientes socioeconómicos. De nuestra parte, nos vacunaremos las veces sea necesario, y así poder ayudar desde la promoción de la lectura por placer para que la nueva “normalidad” sea placentera.

Fue tan bien pensado el evento estudiantil en la Institución Educativa Nuestra Señora de la Consolata, que nos dieron diploma de agradecimiento. Este es uno de los tantos momentos hermosos que me ha brindado LaCaLiLe.

Comments:

  • 17 agosto, 2021

    Hola Martín.
    Un placer saludarte, te cuento que ando encarretada con el proyecto de nuevos lectores, he seguido acercándome a la comunidad de la Institución Educativa Técnica Agropecuaria la Buena Esperanza, para » reclutar» nuevos lectores y encarretar a los jóvenes en la carreta de la lectura que no es carreta.
    Un fuerte abrazo.
    Tu seguidora.
    Emelina Cedeño Rocha.

    reply...
  • Edith Gabriela marimon guzmán

    17 agosto, 2021

    hola ,me encanta el proyecto de encarretarnos hacia la lectura es buena para nuestros conocimientos.
    soy Edith Gabriela marimon guzmán

    reply...

comentar