Maestras y más

Hoy quiero contarles lo grato que es ver y participar del maravilloso trabajo que realizan maestras y maestros del área rural a los que les toca enfrentar todo tipo de adversidades para poder cumplir con la obligación de enseñar a sus alumnos la materia que le corresponde. ¡Y mucho más! Aquí es donde inicia lo bueno, porque además de enseñar, esas maestras se encuentra en la necesidad u obligación en algunos casos, de ayudar a sus alumnos en muchas situaciones de su diario vivir.

En muchos casos deben compartir sus alimentos con ellos, conseguirles el calzado para que puedan asistir a clase y que no se atrasen en la materia y tantas otras situaciones, no solamente circunscritas al ámbito rural si no también en algunos casos al urbano. En innumerables puntos del país son además las maestras y maestros también le ponen el pecho al huracán que es la educación en nuestro país.

Pero centrándonos en los casos de la educación rural, la cual conozco muy de cerca y en el que he podido observar lo que maestras y maestro deben hacer para poder completar sus actividades cotidianas y enseñar la materia que les corresponde. Tienen que convertirse en toderas y toderos, desde psicólogos, sexólogos hasta consejeros y súper padres de sus alumnos. Todo esto sin contar con que muchos tienen que recorrer un largo camino para poder llegar a sus sitios de trabajo, que por lo general quedan a más de 14 horas de distancia de su residencia permanente, ya que esta plaza de trabajo la consiguen gracias a arriesgarse a ir a trabajar a ese lugar tan lejos de la geografía colombiana; que por lo general pasa meses, o años sin una Maestra que quiera asomar sus narices por esas tierras.

Quiero desde aquí darles las GRACIAS a cada una de estas Maestras y Maestros, unos héroes que se preparan para llevar a buen puerto la educación de las nuevas generaciones de colombianos. Sin ellos esto seria imposible de lograr. Su pasión por enseñar los lleva a ser los ciudadanos más útiles para la sociedad gracias a esa tarea tan fundamental que desempeñan como lo es la educación.

1 Comment

  1. Alvar Luis Torales dice:

    ¡Hola compañeros! Mi nombre es Alvar Luis Torales y mi correo alvarltorales@gmail.com y trabajo en el programa Bibliotecas para Armar dependiente del Ministerio de Cultura de la ciudad de Buenos Aires. Entre otras actividades hemos iniciado, en nuestro blog “Libro de arena” una sección llamada Otras voces. Es por eso que me comunico con ustedes para saber más de sus actividades, intercambiar experiencias en la difusión de la lectura y volcar ese conocimiento en el blog. Quedo a la espera de su atenta respuesta, El primer informe debo presentarlo antes del 17 del corriente. Un abrazo solidario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *